1 octubre, 2018 Valerie Adolff

Letting go – El concepto de soltar todo lo que ya no necesito más

En otoño los árboles de hoja caduca pasan a una fase de dejar caer sus hojas para que el árbol no pierda toda su energía en un momento de temperaturas bajas y siga fuerte por dentro.
Este sistema de auto-cuidado está cumpliendo con su intención de sobre-vivencia.
Entonces mi pregunta era: “¿Qué hago yo para soltar los bultos de viejos patrones, creencias y hábitos que no necesito más porque quiero cuidarme y sobrevivir? “
En una reunión de profesionales comentamos el mes pasado lo que significa para cada un@ de nosotr@s el dejar ir nuestras fijaciones a la hora de relacionarnos con clientes o colaboradores o a la hora de elaborar y llevar acabo nuevos servicios. Después de intercambiar sobre nuestra experiencia del pasado y actual, llegamos a la conclusión que parece ser más fácil dejar algo viejo cuando nuestra intención futura está más clara. Y que para ello necesitamos sentarnos y definirla.
Vaya, definir una intención… “¿Yo, qué es lo que realmente quiero para mí y para mi entorno?”
Mi experiencia guiando procesos de cambio es:
– para poder emprender, necesitamos primero un buen nivel de energía.
– hasta no conseguir un re-equilibrio físico y emocional, nuestra mirada está dirigida hacia nuestro ombligo.
– Lo más doloroso de las repeticiones es que nos llevan a las mismas situaciones con las mismas personas y nos hacen creer que nuestra vida transcurrirá en el futuro de esta misma manera.
– cuando nos sentimos fuertes y determinados, nuestra curiosidad se despierta y vemos con claridad afuera.

Cuando somos pequeños, aprendemos rutinas y hábitos de nuestros referentes, en este caso de la familia. Ellos representan el marco de lo que “es correcto o no” y “cómo se hacen las cosas”. Sin ellos, no aprendiéramos habilidades cómo andar, comer, hablar, ni las relaciones con nuestro entorno según los acuerdos de nuestra sociedad. Pero hay un momento, usualmente con la época de la adolescencia, cuando queremos experimentar las cosas a nuestra manera. Es la primera vez que podemos reconocer y expresar una intención clara hacia quienes somos y lo que queremos. Y eso nos expone frente a los demás, por lo cual requiere eso coraje. A la vez nos ayuda en posicionarnos cómo nos hace sentir “vulnerables”.
En este contexto llegué a conocer el trabajo de Brene Brown. Es una investigadora que estudia desde hace años cualidades cómo vulnerabilidad, coraje, vergüenza y autenticidad. En su TED Talk “El poder de la vulnerabilidad” nos explica que la vulnerabilidad nos acerca al amor, al sentimiento de pertenecer, a la creatividad y a la alegría. Estas cualidades son sin duda las que buscamos cuando queremos definir nuestra intención, posicionarnos y encontrar personas que piensan de la misma manera o que nos ayuden en llevar acabo nuestras intenciones.
Para poder encontrar nuestra intención….”y eso, ¿cómo se consigue?”
Eso es un proceso de aprendizaje que requiere un encuentro con nosotros mismos, con la escucha de nuestro cuerpo, la escucha activa de la relación que hemos creado con nuestro entorno. Durante este proceso prestamos atención a todos los hábitos que nos vuelven a llevar al mismo resultado de situaciones en los cuales nos sentimos atrapados. Y cómo consecuencia aprendemos a parar estas repeticiones para poder recuperar fuerza y encaminar otras opciones.
Y esta escucha se puede realizar solo, tomándose momentos de solitud voluntaria con un@ mism@. Se puede pedir a amig@s de compartir y hacerlo en grupo o buscar un apoyo profesional.
“¿Qué es lo que nos limita, nos ata a esta visión repetitiva de nosotros mism@s? ¿Qué nos hace tomar decisiones desde esta misma perspectiva? ¿Cuáles son nuestros recursos y cómo podemos potenciarlos en su lugar?
En la app Insight Timer (android) encontré un curso de 10 sesiones de David Gandelman que se llama “Letting go of attachment”. David nos guía durante los encuentros diarios desde el reconocer el peso real de estar atado a una creencia, rutina o auto-imagen hasta darnos herramientas paso a paso de despedirnos de su limitación y de mirar a nuestros problemas desde la perspectiva de blanco o negro.
El libro de Brene Brown “Rising strong” también aporta aprender de su proceso de aprendizaje desde los conflictos que vivió, las preguntas que se hizo y las herramientas de coaching que ella aplicó. En su web puedes bajarte un audio gratuito del capítulo 6 del libro.
Mi propio aprendizaje cómo persona y profesional está siendo que:
– no tengo que seguir siendo quién no quiero ser
– el peso de “mis problemas” está cambiando considerablemente porque consigo verlos con más distancia y más humor
– me atrevo cada vez ser más vulnerable y dejar ir mis hojas para que puedan crecer nuevas en la próxima primavera