11 septiembre, 2019 Valerie Adolff

La inteligencia del cuerpo (serie 2)

Me sigue fascinando el lenguaje corporal y los mensajes que va emitiendo para comunicarse con nosotros:
– cuando hay tensión, pide relajación
– cuando hay dolor, pide que paremos de hacer lo que le daña
– cuando hay nerviosismo, nos invita a la calma
– cuando hay miedo, nos invita a afrontar o evitar la amenaza
– cuando hay excitación, es claramente la invitación al disfrute

Con los años que he ido aprendiendo del lenguaje corporal, me he dado cuenta que nuestro cuerpo percibe nuestras necesidades bien antes que nuestra mente nos lo transmite y que podemos confiar plenamente en el mensaje porque el objetivo principal del cuerpo es su sobre-vivencia. Lo primero que llega a nuestra consciencia es el resultado de una multitud de reacciones en el cuerpo. Puede aparecer en forma de cosquilleo, escalofrío, picor, tensión, dolor, hinchazón, desequilibrio digestivo, falta de estabilidad etc. Cuando prestamos atención a la zona del cuerpo que nos indica podemos actuar frente al mensaje con descanso, movimiento, respiración y lo que haga falta para equilibrarnos.

¿Quieres aprenderlo tú también?